imagen1_ambito1Toril representa el hábitat natural por excelencia en Extremadura, la “dehesa”. Posee unas de las mejores masas de alcornocales de toda Extremadura. Éstas son, por sí solas, el patrimonio mejor conservado.

El visitante que llegue a Monfragüe tendrá una alternativa de calidad, que le incitará a estar más tiempo en el lugar, no sólo en Toril, sino en la comarca. Desde el Centro de Interpretación, se potenciará el aprovechamiento integral de la dehesa, poniendo en valor todos sus productos y actividades. Se diseñarán, promoverán y mantendrán rutas temáticas, facilitándose la proliferación de actividades ligadas a la dehesa (ornitología, micología, senderismo, excursiones a caballo, en bicicleta, etc.)

La dehesa es un modelo de interacción y aprovechamiento ejemplar de los recursos, que constituyen uno de los ejemplos mejores de desarrollo sostenible de nuestro planeta. Esto le ha llevado a su declaración por laUNESCO como Reserva de la Biosfera así como Lugar de Interés Comunitario (LIC) y Zona Especial de Protección para las Aves (ZEPA) por ser el símbolo de los esfuerzos del hombre por preservar este espacio natural y albergar ecosistemas de gran valor.

 

El Abuelo abuelo

Otro recurso natural con el que cuenta Toril, y que hace aún más destacar la figura de su inmenso patrimonio natural es el “Abuelo”, un alcornoque declarado Árbol Singular de Extremadura. Este Quercus suber, está situado en la finca La Herguijuela. Destaca por su biometría y porte singular. Tiene una altura de 15 metros, y un perímetro del tronco a 1,30 m 7,70 m y diámetro de copa de 20 m. Su edad estimada es de entre 350 y 400 años. El Abuelo será el embajador del Centro de Interpretación. Todo el rodal de alcornoques es de gran valor ecológico; numerosos ejemplares sobrepasan en tamaño a otros árboles considerados como monumentales en otros territorios.